La Suiza de Oriente Medio, Omán

Con cuatro millones de habitantes, Omán es una isla de calma por lo que algunos medios la catalogan como la Suiza de Oriente Medio. Además destaca por su tolerancia religiosa, incluso para doctrinas politeístas prohibidas en otros países musulmanes. Y en una subregión, la del Golfo Pérsico, caracterizada por el lujo y la ostentación, exhibe una actitud más bien modesta y recatada.

 

Para realizar un recorrido inolvidable por Omán es aconsejable alquilar transporte de preferencia automóvil , pues el transporte público es prácticamente inexistente. Es más fácil divisar un delfín frente a las costas que un autocar en sus carreteras. La alternativa pasa por utilizar la misma red de transportes que los inmigrantes: los abundantes taxis compartidos.

 

En el corazón del país se localiza su segunda ciudad más poblada, Nizwa, capital de un antiguo imperio marítimo que extendió sus posesiones hasta la isla de Zanzíbar. De aquella época, el siglo xvii, data su fortaleza de color ocre, un prodigio arquitectónico que ha sido reproducido en billetes y monedas. Nizwa es aún el centro espiritual de la confesión ibadita, la tercera rama del islam, mayoritaria entre los omaníes, aunque mucho menos conocida que la suní o la chií.

El Dhow

Al ser una nación marinera, un importante símbolo cultural de Omán es el dhow. Estos barcos de vela han sido utilizados durante siglos en la península arábiga, la India y África Oriental para el comercio. 

 

De hecho los primeros registros sobre el uso del dhow omaní se remontan al siglo VIII, llegando hasta China. Actualmente el dhow se sigue utilizando para el comercio, la pesca y el turismo, y son embarcaciones habituales en la costa de Omán. Los principales puertos del país son Sohar, Sur, Salalah y Mascate, con grandes flotas. El puerto de Sur mantiene la industria astillera de dhows más importante del país.

Gastronomía de Omán

Por lo general la cocina omaní es muy sencilla, aderezada con muchas especias para completar los platos, que normalmente consisten en pollo, pescado y cordero, que varían de región en región. Por lo general los platos van acompañados de arroz, gran variedad de sopas y caldos, ensaladas, curry y vegetales frescos. En el desierto muchos omaníes toman un dulce llamado halwa. Normalmente se sirve antes de la consumición del kahwa, un tipo de café muy popular y que se considera símbolo de hospitalidad. Otras bebidas populares son el laban (una especie de mantequilla salada) y yogures líquidos.

 

Para las festividades se preparan platos especiales, siguiendo tradiciones islámicas. La diversidad gastronómica de estas ocasiones es muy diversa, aunque sólo se preparan en estas ocasiones.

 

Uno de los atractivos de Omán son los wadis, cauces o cuencas con agua que forman increíbles oasis en el desierto donde darse un baño.

Los Wadis de Omán, Naturaleza relajante.

Wadi es una palabra árabe que designa a un cauce o una cuenca por la que discurre agua. De hecho, y lo mismo te habrás dado cuenta ya, la voz «wadi» da nombre a muchos ríos en nuestro país, como el Guadalquivir, el Guadiana o el Guadalhorce, que fueron bautizados cuando la mayor parte de la Península estuvo bajo el dominio de los distintos pueblos árabes que la conquistaron.

En Omán proliferan estos wadis, unos tantos con aguas permanentes y otros tantos con agua sólo tras la época de lluvias. La mayoría de ellos, eso sí, se encuentran en zonas desérticas, por lo que nos encontramos con pequeños oasis de agua y vegetación entre, a la vista, infinitos kilómetros de paisaje de fría y dura roca.

 

Los más famosos de Omán y qué merecen la pena de visitarse

Hay que bañarse en ellos, si vamos a recorrer este país. La mayoría de ellos están en la provincia oriental, Al Sharqiyah, por lo que la ciudad de referencia para llegar hasta ellos es Muscat.

 

Wadi Shab: Wadi Shab es un desfiladero entre acantilados. La única forma de conocer este wadi es en barco, en un viaje que te lleva al corazón del mismo. Ya dentro encontraréis varias pozas de aguas verdosas pero limpias, pero en muchas de ellas está prohibido el baño por motivos de seguridad.

 

Wadi Bani Khalid: este wadi es bastante famoso por su fácil accesibilidad, por lo que es uno de los que más visitas recibe. Aparte de eso, tiene agua constantemente y en buena cantidad, incluso en la estación seca, y el baño está permitido prácticamente en todas las pozas y recovecos de la cuenca.

Museos que visitar en Omán

 

  • Museo Bait Al Zubair
  • Museo de la Puerta de Muscat
  • Museo del Legado Omaní
  • Museo Nacional de Omán
  • Museo de los Niños y Niñas de Omán
  • Museo Nacional de Historia Natural
  • Museo del Gas y del Petróleo de Omán
  • Museo de las Ciencias Marinas y la Pesca de Omán
  • Museo Omaní Francés
  • Museo de las Fuerzas Armadas del Sultán

Artículos Gastronomía, Cultura y Negocios Árabes

Noticias sobre exportaciones y negociaciones con Países Árabes